Comunicado de Prensa

America Cruise Ferries d/b/a Ferries del Caribe Solicita ante el Tribunal Federal de Distrito un recurso de emergencia (emergency injuction) contra el Gobierno de P.R. para poder continuar transportando sus pasajeros
 

San Juan, Puerto Rico – El pasado mes de marzo ante las Órdenes Ejecutivas emitidas por la Gobernadora de Puerto Rico, producto de la pandemia del COVID-19, Ferries del Caribe se vio obligada a cesar las operaciones de transporte de pasajeros entre Puerto Rico y República Dominicana. 

Habiendo pasado 8 meses de no operar y producto del impacto riesgoso para esta costosa operación y para los 300 empleos directos y 500 empleaos indirectos que surgen de la misma, Ferries del Caribe desarrolló todos los protocolos necesarios para realizar su operación sin que de forma alguna se puedan poner en riesgo ni los pasajeros, ni los tripulantes.

Néstor González, Presidente de Ferries del Caribe indicó lo siguiente: “Durante las últimas semanas  el Secretario de Estado, las agencias federales, el Departamento de Salud, la Autoridad de los Puertos, la Compañía de Turismo de P.R. y el “CDC”, por sus siglas, Centers of Disease Control and Prevention, visitaron la embarcación y los predios del puerto para evaluar dichos protocolos.  Producto de dichas visitas y de todas las agencias estar sumamente complacidas con la aplicación de los procesos, el Departamento de Salud del Gobierno de Puerto Rico, emitió su autorizacion para el re-comienzo de la operación y estableció que el 8 de noviembre sería el primer viaje. A estos fines el Departamento de Salud  firmó un acuerdo de colaboración con Ferries del Caribe el 6 de noviembre del 2020, con vigencia de un año, que permite a Ferries del Caribe operar durante la Pandemia.”

El día 7 de noviembre, sin que mediara ningún documento escrito y de forma abrupta, Ferries del Caribe recibió una llamada telefónica donde se le indicaba que la Gobernadora, Wanda Vázquez Garced, ordenó que se cancelara unilateralmente el acuerdo para transportar pasajeros y que esa cancelación era efectiva luego del 13 de noviembre. Cabe aclarar que el transporte de pasajeros que realiza Ferries del Caribe es parecido al de las líneas aéreas, donde se transporta al pasajero de punto A a punto B, en un corto periodo de tiempo y con las ventajas únicas de que a bordo del ferry si se puede guardar el distanciamiento físico, mientras en un avión no. Los pasajeros que transporta Ferries del Caribe son los mismos que actualmente llegan todos los días por el Aeropuerto Luis Muñoz Marín, por lo que los viajes de Ferries del Caribe no conllevan ningún riesgo adicional para Puerto Rico. Todo lo contrario, Ferries del Caribe representa una alternativa más segura de viajar entre Puerto Rico y República Dominicana, limitando el riesgo de propagación del COVID-19.

Sin duda alguna, la cancelación por parte de la Gobernadora de un acuerdo firmado por ambas partes, en contradicción con lo determinado por las agencias consernientes, tanto federales como estatales, que de forma directa estuvieron involucradas en la revisión de los procesos, es una violación del debido proceso  de ley que discrimina por el tipo de sistema de transporte, en este caso, transportación marítima de pasajeros.  Eso es así, ya que los mismos pasajeros, al tener impedido utilizar el servicio de Ferries del Caribe, como quiera viajan a través de las líneas aéreas que operan entre ambos destinos.

“La cancelación de los viajes de Ferries del Caribe es una decisión caprichosa, ya que no se fundamenta en data científica que la sustente, pues las personas como quiera realizan sus viajes por vía aérea, en un sistema de transporte mucho más inseguro por la falta de distanciamiento físico, entre otras consideraciones.  Reiteramos que las agencias consernidas ya habían aprobado los protocolos al punto de  firmar un acuerdo”; indicó Néstor Gónzalez.

Los hechos antes detallados obligan a Ferries del Caribe a recurrir al Tribunal Federal a través de la radicación de un “injunction” con el propósito de que el Gobierno cese y desista de discriminar contra Ferries del Caribe por el tipo de operación marítima para el transporte de pasajeros que realiza ya que a las líneas aéreas no se le ha aplicado la misma restricción.